Home / Sociología, Economía / No es suficiente que se prorrogue la ayuda del Plan Prepara, para las personas desempleadas mayores de 45 años. Por María Hilda López Pérez

No es suficiente que se prorrogue la ayuda del Plan Prepara, para las personas desempleadas mayores de 45 años. Por María Hilda López Pérez

Se prorroga la ayuda de unos 400 euros al mes, contemplada en el programa de recualificación profesional para las personas que agoten su protección por desempleo, el denominado ‘Plan Prepara’. Ha entrado en vigor este 16 de agosto.

El programa de hasta seis meses de duración está dirigido a mejorar la “empleabilidad” de los parados de larga duración, o de aquéllos con cargas familiares que agotan la prestación por desempleo de nivel contributivo, o bien alguno de los subsidios. Prevé el desarrollo de itinerarios personalizados de inserción que diseñan los Servicios Públicos de Empleo en función de las características del beneficiario, así como una ayuda económica de acompañamiento de en torno a 400 euros mensuales (75% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples). Esta ayuda se eleva a más de 450 euros (85% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) para aquellos beneficiarios con cargas familiares.

Hay un requisito de carencia de rentas, que se cumple cuando la suma de las rentas de los integrantes de la unidad familiar, incluida la del solicitante y dividida por el número de miembros que la componen, no supere esos 481 euros.

Los beneficiarios deben estar inscritos como demandantes de empleo, y acreditar haber buscado activamente un puesto de trabajo o haber participado en actuaciones de mejora de su empleabilidad durante un mes antes de acceder a la ayuda. El paro del segundo trimestre ha sido del 26,26%, este plan que hasta la fecha, se había prorrogado en seis ocasiones, se prórroga de forma automáticamente hasta que el paro no baje del 20%.

Cabe señalar también que la ministra de Empleo, Fátima Báñez ha avanzado que el Gobierno se ha comprometido junto con los interlocutores sociales a poner en marcha para octubre un Plan de recuperación del Empleo e Impulso a la Activación con especial atención a los parados de larga duración en situación de «especial necesidad», y que de momento se encuentra trazando un «mapa» entre el Estado y las comunidades autónomas para conocer el «universo» de personas a atender. Ha afirmado que este plan otorgará carácter prioritario a los parados de larga duración, aquellos con bajo nivel formativo y desempleados con cargas familiares en hogares sin ingresos laborales. Entre los objetivos se encuentra el impulso de una mayor relación de las políticas activas de empleo y el sistema de protección por desempleo, para reducir el tiempo de búsqueda y facilitar el pronto retorno al mundo laboral.

Los sindicatos hablan de una propuesta más concreta, en la que no ha entrado la ministra de Empleo; es la de establecer una ayuda adicional también desde octubre para las 500.000 familias sin ingresos con su cabeza de familia en paro, con una financiación de 2.500 millones.

Por su parte, el presidente de la CEOE, Joan Rosell, ha indicado que la patronal «no pondrá reparos» a la creación de una ayuda para parados como ésta, que también está en línea con la propuesta formulada por el nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aunque éste la cuantificó en más de 4.000 millones de euros.

La prórroga de la ayuda es necesaria, para ayudar a paliar el riesgo de exclusión de las familias con todos los miembros en paro, pero el único requisito para cobrarla, debería ser la falta de trabajo. Es necesaria una Renta Garantizada, para las personas que se encuentren en situación de pobreza tengan derecho a una renta que les asegure los mínimos para una vida digna, o mejor la Renta Básica como derecho de ciudadanía, para cada miembro de pleno derecho o residente de la sociedad incluso si no quiere trabajar de forma remunerada, sin tomar en consideración si es rico o pobre o, dicho de otra forma, independientemente de cuáles puedan ser las otras posibles fuentes de renta, y sin importar con quien conviva, esta cubriría todos los supuestos y en el mejor de los casos, el tener más ingresos favorece el consumo, lo que a su vez genera empleo.

Es imprescindible, para ya, el Plan para recuperación del Empleo e Impulso a la Activación previsto por el gobierno, este además de tener en cuenta el paro de larga duración, debería tener una acción especial para las personas  desempleadas mayores de 45 años de las que nadie se acuerda. Cuando se tienen 45 años o más es muy difícil conseguir trabajo.

Se pierde el empleo (muchas veces por cierre de empresa o por un expediente de regulación de empleo), después de llevar muchos años cotizados (en ocasiones 30 o más), solo se tiene derecho a dos años de desempleo y luego el subsidio por agotar este. Para los mayores de 55 años, existe el subsidio de mayores de 55, pero el requisito de rentas en la unidad familiar hace difícil poder cobrarlo.

Es necesario, son medidas de fomento del empleo para el colectivo de desempleados mayores de 45, estas pueden ser desde ayudas a la contratación, hasta de apoyo el valor de la experiencia. Las empresas deben valorar la necesidad de contar con personas que aporten valor. Los mayores de 45 quieren trabajar, son útiles y quieren demostrarlo.

María Hilda López Pérez

 

 

 

 

 

About JLP jose

Check Also

Llega el Black Friday, el periodo de rebajas más popular. Cada usuario gastará una media de 222 euros. Por Helena García Castaño

Importado de Estados Unidos, el Black Friday se consolida año tras año en España y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO