Home / Críticas / NUNCA ES BUENO COINCIDIR EN EL TIEMPO, Y MENOS EN EL MISMO MOMENTO. Por Natxo Torres Zenarrutzabeitia

NUNCA ES BUENO COINCIDIR EN EL TIEMPO, Y MENOS EN EL MISMO MOMENTO. Por Natxo Torres Zenarrutzabeitia

Y no, no voy a hablar de Messi y Cristiano. Ya lo he mencionado en alguna otra ocasión, para mí uno (el rosarino), es Michael Jordan y el otro Lebron James.

Tranquilos, no me he demenciado, sigo con mi punto de locura sana, necesario  (y más en los tiempos que corren), enseguida reconduzco la situación. Esto viene a cuenta de los próximos estrenos de “Alien: Covenant”,  de Ridley Scott y de “Life” (otro “Alien” encubierto), de Daniel Espinosa.

Desde tiempos inmemoriales, los estudios siempre han estado copiándose, controlándose, vigilándose (llámalo como quieras), para minimizar, o directamente torpedear los éxitos de la competencia, por lo que muchas de sus producciones, al margen de género, coincidían en tono, temática y enfoque. Nada nuevo.

Pero de vez en cuando, se les iba un poco la mano y aparecían al mismo tiempo 2 Robin Hood’s (Kevin Costner  / Patrick Bergin) o 2 Wyatt Earp’s (Kevin Costner, again / Kurt Russell), como sucedió a principios y mediados de los 90.

Resultado el Robin de Costner aplastó al de Bergin, aunque ambas pelis eran, por decirlo de una manera educada, infumables, y los 2 Wyatt, se la pegaron en taquilla (ya no eran buenos tiempos para los westerns), especialmente el de Costner (pretencioso, larguísimo; quiso hacer la versión definitiva del personaje).

Ahora se vuelve a repetir el asunto con estos 2 Aliens.

En TV, el control/vigilancia entre los diferentes canales (ahora también plataformas), está, también,  a la orden del día, aunque… sin llegar a esos extremos, esos puntos suspensivos van porque no siempre ha sido así. De hecho en el 93, coincidieron 2 producciones (con gente importante a un lado y a otro de la cámara) “cagaditas”, de planteamiento similar, dirigidas a un mismo público y rodadas en la misma ciudad, Chicago.

Me estoy refiriendo a “ER”/”Urgencias” (NBC) y “Chicago Hope” (CBS).

Se presagiaba un buen combate, pero no hubo tal. Y aunque “Chicago Hope”, intentó agarrarse y alargarlo el máximo posible, este no pasó del 6º round.

¿A qué se debió este simulacro de combate? Básicamente, a que “ER”, era la televisión que venía, ritmo, realismo, personajes creíbles, respiraba y olía a verdad, dura como la vida misma, era lo que el público esperaba ver en pantalla (sin saberlo todavía).

Y la otra, “Chicago Hope”, que no tenía nada de malo, era más digerible, lo que se llevaba viendo desde hacía mucho tiempo (y el espectador estaba cansadito, también sin saberlo). Así que, aunque intentó adaptarse a los tiempos… entre el ritmo, el verismo y el fenómeno Clooney, “ER” se la acabó comiendo en 6 cómodos asaltos.

“ER”, una serie de referencia y clave para entender lo que es la TV actual, estuvo durante ¡15 temporadas! en antena, con unas audiencias monstruosas al principio, y dignísimas al final. Yo, aunque la abandoné en su parte final, puedo decir que a pesar del lógico desgaste y a su cambio de actores, mantuvo su identidad  hasta el final.

No voy a nombrar quienes estuvieron, delante y detrás de la misma (eso son deberes para vosotros), porque no acabaría nunca.

Con “Chicago Hope” me extenderé un poco más, ya que, seguramente, muy poquita gente se acuerde de haberla visto o, incluso, sepa de su existencia. 6 temporadas (USA), aquí solo un rato.

Detrás de ella estaba David E. Kelley (el niño bonito, por aquél entonces, de la tele americana), creador de pelotazos, de mayor o menor calibre,  como:

 

“L. A. Law”  (“La ley de Los Ängeles”).

“Picket Fences”.

“Ally McBeal”.

“The Practice” (“El abogado”).

”Boston Legal.”

 

Y quien tras unos años de capa caída, lamiéndose las heridas (con Michelle Pfeiffer. ¡No es mala manera de superar fiascos!), “resucitó” el año pasado con un relativo éxito, “Goliath” (previsible, pero defendible), y tiene ahora “colocadita” ese espanto, con Nicole Kidman y Reese Witherspoon,  que es:“Big Little Lies”.

Y delante de la cámara estaba gente, todavía hoy, con mucho predicamento en la tele USA, como: Mandy Patinkin (“Homeland”), Mark Harmon (“NCIS”), Thomas Gibson (hasta hace muy poquito en “Criminal Minds” (“Mentes criminales”), o Adam Arkin (entre otras, “Northern Expoure” / “Doctor en Alaska”).

Pero bueno, eso era otra época, hoy con el desmadre de series, entre canales y plataformas, no creo que nadie se preocupe por la casa del vecino, bastante tienen con intentar mantener lo que tienen. Hoy prima eso de… ¡virgencita, virgencita, que me quede como estoy!

 

Agur.

 

Natxo

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Crítica de la Banda Sonora Original de la película «70 binladens». Por Miguel-Fenando Ruiz de Villalobos

Nota inicial del editor: «70 binladens» de Koldo Serra es una de las mejores películas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO