Home / Audio / Música / “Ola de crímenes” (2018): Comedia negra de perfil bajo pese a tener un gran reparto

“Ola de crímenes” (2018): Comedia negra de perfil bajo pese a tener un gran reparto

Últimamente me ha sucedido algo muy curioso, he visto varias películas españolas que no me han gustado especialmente (en algún caso, ni poco, ni mucho, nada), y que lejos de querer molestar a su equipo (en algunos casos tengo amistad con gran parte de esos equipos) había decidido no escribir sobre ellas. Con esa famosa teoría del “laissez faire, laissez passer”. Al hilo de esto un buen amigo me ha acabado de convencer de que eso implica no ser fiel a la audiencia, aunque cueste, aunque duela, aunque me pueda granjear algún mal rollo (algo que hubiera podido evitar, claro) y fruto de esa reflexión nace este artículo.

“Ola de crímenes” tiene un muy buen reparto, con intérpretes muy solventes, de gran talento, entre ellos Maribel Verdú, Juana Acosta, Antonio Resines, Luis Tosar, Raúl Arévalo, Javier Cámara y Nora Navas, entre otros, y son, sin duda, lo mejor de la película.

Gracia Querejeta (Madrid, 13 de agosto de 1962) lleva 3 películas consecutivas muy flojas y en esta ocasión pese a los brillantes títulos de crédito, todo arranca mal, el guión que firma Luís María es muy deficiente, la comedia negra no funciona, el enredo no tiene nivel, ni fundamento, el tono también.

A la película le falta credibilidad, chispa y le sobra creerse demasiado lo que cuenta y acercarse mucho al precipicio, a lo pedestre.

La puesta en escena es mala, nada es creíble. Nada genera, ni siquiera una sonrisa.

La acción arranca cuando el “singular” hijo adolescente de Leyre (Maribel Verdú), un ama de casa acomodadamente divorciada, mata a su padre en un arrebato. Ella decide hacer lo imposible por ocultarlo, desatando a su pesar una caótica ola de crímenes en la ciudad de Bilbao. Mientras, la nueva esposa del difunto (Paula Echevarría) y su implacable abogada (Juana Acosta) tratan de ocultar la jugosa trama de corrupción en la que se movían. Pero no habían contado con la perseverancia de la pareja de inspectores de la Ertzaintza (Antonio Resines y Raúl Peña) encargados del caso…

Lo más flojo del guión es todo lo que lleva a la relación entre Leyre y el mejor amigo de su hijo (especialmente el desenlace).

El film tiene alguna escena resultona, el conjunto deja mucho que desear.

José López Pérez

@JLPnosolocine

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Entrevista a Pablo Vara director del cortometraje “Sonríe”

  En el programa de esta semana de No Solo Cine en las Ondas, es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *