Home / Cantos de Sirena / Oscars 2017: La pifia de Warren Beatty y Faye Dunaway

Oscars 2017: La pifia de Warren Beatty y Faye Dunaway

La gala de este año de los Oscars se recordará por el tremendo error que han protagonizado Warren Beatty y Faye Dunaway, al anunciar el Oscar a la mejor película 2017 que, a priori ha sido “Lalaland”. Al parecer, y según ha explicado el propio Beatty, le han entregado un sobre repetido con el Oscar a la mejor actriz para Emma Stone y, por eso, el malentendido. Pues menuda la gracia les ha debido hacer a los productores del musical cuando, una vez subidos al escenario y realizando los consabidos parlamentos de agradecimiento, se ha descubierto el pastel: la mejor película del año era “Moonlight”. Lo que al principio parecía una broma hecha a propósito ha resultado ser una pifia monumental.

Este gazapo ha sido la guinda del pastel para una edición que ha transcurrido increíblemente más ágil que en años anteriores, llena de gags y momentos memorables. Se lleva la palma el instante en que un grupo de turistas ha entrado en el Dolby Theatre, lugar donde se ha celebrado el evento, y han recorrido el patio de butacas guiados por el conductor, Jimmy Kimmel, que ha ido presentándoles a todas las estrellas allí concentradas. Las caras de asombro y sorpresa del susodicho grupo ha sido de traca. ¡Bravo por los guionistas!

Kimmel ha estado correcto, aunque el pobre hombre tenía una cara de estresado y cansado que tela. Ni en sus peores pesadillas se esperaba lo que tendría que lidiar al final de la gala. Pero bueno, ha sido un presentador divertido (aunque no tanto como mi favorita, Ellen Degeneres).

Un poco tristes las actuaciones musicales. Este año tenían un caramelo que no han sabido aprovechar. Tenía unas expectativas demasiado altas, quizás, ya que me esperaba algo al nivel de “Los miserables”, cuando todo el elenco del film salió a cantar. ¡Fue maravilloso! Esta vez ni fú ni fa.

Parece que la Academia se ha redimido de las nominaciones de la edición pasada, en la que las protestas por no haber incluido a ningún profesional negro en sus quinielas fueron épicas. Incluso el presentador de los premios, Chris Rock, no paró de hacer alusiones a este hecho en sus monólogos, algo que acabó por dotar de pesadez extrema el transcurso de la gala. Bueno, pues ha dado resultado porque la 89 edición de estos ansiados galardones se ha destacado por premiar al mayor número de artistas de color de toda su historia. Y además premios de categoría superior como actor y actriz de reparto, guión adaptado o película, por ejemplo.

A destacar las apariciones de la siempre divertida Shirley McLaine y Michael J. Fox, que llegó al escenario en un mítico Delorian. Y como momentazo, el reconocimiento de las protagonistas de la estupenda “Hidden Figures”, Taraji P. Henson, Octavia Spencer y Janelle Monae a la científica espacial Katherine Johnson, personaje principal del film, que ha sido muy ovacionado por el público asistente.

Esta tarde colgaremos un podcast especial de la gala, en el que José y yo misma repasaremos todos los pormenores que han tenido lugar en esta 89 edición de los premios cinematográficos más importantes del mundo.

 

Helena García Castaño

@hgcsirena

About Helena

Check Also

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de la película “El escándalo (Bombshell)”: El jefazo de la Fox que las prefería rubias

Nota inicial del editor: Jay Roach (“Trumbo”) es el director de “El escándalo (Bombshell)”. El …

One comment

  1. Creo que el ojo de halcón se deberá extender a ámbitos no solo deportivos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO