Home / Audio / Música / “Proyecto Lázaro” (2016): ¿Nueva vida tras la muerte?

“Proyecto Lázaro” (2016): ¿Nueva vida tras la muerte?

Hay películas que mientras las estás viendo te parece grandes y, luego, poco a poco comienzas a verle defectos. Otras, sin embargo, crecen tras su visionado. Todo esto viene a cuento porque durante el pase de prensa de “Proyecto Lázaro” no hubo nada que me atrapara, nada que me hiciera pensar que estaba ante un gran film. Quizá su exceso discursivo me impidió disfrutar de la narración.

No quise escribir sobre ella hasta que no tuviera clara mi impresión (me pasa pocas veces, tengo que reconocer que esta es una de ellas).

“Blackthorn” el anterior film como director de Mateo Gil (guionista habitual de Alejandro Amenábar) me pareció magnífico desde el segundo uno. Era un gran western, moderno y clásico a partes iguales. Con “Proyecto Lázaro” ha asumido muchos más riesgos. Nos presenta una historia con temas de los que importan, de los que te hacen reflexionar. No es un film de ciencia ficción clásico y tampoco nos presenta una historia de amor al uso.

La película tiene 3 partes claramente marcadas. En la primera nos presenta al equipo médico y en las otras dos nos muestra pasado y presente. Esta es la sinopsis: Año 2084. Un grupo de médicos logra resucitar por primera vez a un hombre que fue criogenizado 60 años atrás. Marc (Tom Hughes) fue diagnosticado con una enfermedad cuyo pronóstico era de un año de vida. Incapaz de aceptar su final, decide congelar su cuerpo. Seis décadas después Marc se convierte en el primer hombre resucitado de la Historia. Entonces descubrirá que el gran amor de su vida, Naomi (Oona Chaplin), le ha acompañado durante todo ese tiempo de una forma que él no esperaba.

No me acaba de convencer el reparto, quizá porque varios personajes secundarios tienen poca relevancia. Brillan, eso sí, Oona Chaplin y Charlotte Le Bon.

“Proyecto Lázaro” me parece un film irregular, con buenas ideas, aunque varias de ellas no están totalmente desarrolladas. Nos habla de la resurrección, de qué seríamos capaces de hacer por amor, de los avances de la ciencia y nos hace reflexionar. Quizá estamos ante una película muy ambiciosa que tiene muchas lecturas. Lo que está claro es que, por lo menos en mi caso, crece tras su visionado. Estamos ante un film libre que nos muestra el talento de Gil, sin duda. Las dificultades del protagonista, el Lázaro del título (en esta ficción responde al nombre de Marc y al apellido de Jarvis), para adaptarse a su nueva vida están muy bien mostradas. Su rebeldía impacta.

José López Pérez

@JLPnosolocine

Artículo relacionado:

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de “El cuadro” (2019): Una de Hitchcock dentro de Las Meninas

Nota inicial del editor: “El cuadro” es una gran película (aquí podéis recuperar mi crítica), …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO