Víctor Erice (Carranza, Vizcaya, 30 de junio de 1940) es uno de nuestros mejores cineastas. Autor de films memorables como “El espíritu de la colmena”, “El Sur” o “El sol del membrillo”.

Ha habido cierta polémica con la presentación de su nueva película en la SEMINCI de Valladolid, por eso publicamos íntegramente su puntualización.

La nota que en el día de ayer (23 de octubre) la Agencia Europa Press puso en circulación a propósito de la Rueda de Prensa que, en relación a nuestra película CENTRO HISTÓRICO, mantuvimos en Valladolid, en la presente edición de la SEMINCI, el cineasta portugués Pedro Costa y yo, me adjudica unas declaración referida al cine español – a la cual algunos Medios han dado a la categoría de titular-, que no hice. Dice así, textualmente:

El director vasco Víctor Erice ha asegurado este martes que el cine español “ha sido tradicionalmente un fantasma industrial” y que en la actualidad es “un vulgar entretenimiento de masas” dirigido no a ciudadanos sino a consumidores.

Se trata de un párrafo compuesto por el redactor, que integra fragmentos dispersos del conjunto de mis declaraciones, en un acto de evidente manipulación. El resultado no solamente es falso sino que el significado que adquiere para cualquier lector se sitúa en las antípodas de lo que verdaderamente pienso.

Es cierto que en la Rueda de Prensa declaré que el cine español ha sido tradicionalmente un fantasma industrial, y que por eso en su historia había dado las mejores muestras de su talento creador (cité como ejemplo “El verdugo”, de Berlanga) en producciones de proporciones modestas, ejemplos de un entendimiento del cine más artesanal que industrial.

Al nombrar la condición del cine dominante como “un vulgar entretenimiento de masas”, aludía a su pérdida -irreparable- como arte popular, aquello que fue durante una gran parte del siglo XX. Pero no la referí en ningún momento al cine español -como hace el redactor de Europa Press-, sino al que se viene haciendo en la mayor parte del mundo, y cuyo objetivo primordial es la seducción a toda costa del espectador. Y no lo hacía -a pesar de que en el cine español existan también abundantes producciones dotadas de esa misma clase de interés- porque entre nosotros se producen también cada año, contra viento y marea, un número significativo de películas valiosas, que continúan la tradición de un cine artesanal, sensibles a los problemas de nuestra sociedad, respetuosas con la condición de ciudadano que todo espectador tiene.

RNE, Radio 3, en su programa “El séptimo Vicio” (► El séptimo vicio – Víctor Erice y Pedro Costa – 22/10/13), retransmitió en directo la Rueda de Prensa. El lector interesado podrá comprobar en el Podcast correspondiente (www.ivoox.com/podcast-septimo-vicio), el verdadero contenido de mis declaraciones.

Víctor Erice