Home / Cine Europeo / Quedó atrás una semana intensa de buen cine, la de la Mostra de Cinema Italià de Barcelona

Quedó atrás una semana intensa de buen cine, la de la Mostra de Cinema Italià de Barcelona

La 3ª Mostra de Cinema Italià de Barcelona finalizó con dos días de retrospectiva dedicados al interesante tema de “Cine italiano e inmigración”. Un total de cinco títulos que desde distintos prismas inciden en un hecho candente a nivel mundial y, en especial, en las fronteras, costas y territorio italiano. Entre ellas, quiero destacar el exquisito film de Daniele Gaglianone “La mia clase” protagonizado por un magistral Valerio Mastandrea. Una película dentro de otra, un actor que interpreta a un maestro, un grupo de estudiantes extranjeros que se representan a sí mismos, un director que entra en escena, una verdadera ficciónbien construida para explicarnos entre risas y llantos una realidad que no deja nunca de erizar la piel.

Antes, la tarde del martes 16, la Mostra daba fin al pase de los mejores largos estrenados en 2014 e inéditos en nuestro país, con dos películas absolutamente recomendables en las que los adolescentes tomaban un papel crucial. La primera, la portentosa “I Nostri Ragazzi” del director romano Ivano De Matteo quien presentó en directo en la sala del Verdi Park esta película sobre la incomunicación entre padres e hijos, los miedos y el maniqueísmo. Además de un elenco de actores y actrices insuperable, entre los que destacan Alessandro Gassmann, Giovanna Mezzogiorno y Luigi Lo Cascio, “I nostri ragazzi” consigue provocar, emocionar y reflexionar hasta el último segundo.

A continuación, con un estilo absolutamente distinto, “Piúbuio di mezzanotte” nos llevó, también a través de un adolescente, hasta las oscuridades de una Sicilia desconocida y localizada en una Catania dura, oscura e invisible, la de los marginados youtsiders. El protagonista, David Capone, todo un descubrimiento que encarna a un chaval de 14 años con un físico fuera de lo común, una especie de efebo andrógino, de mirada dulce y al tiempo llena de furia. Un joven indómito e incomprendido que huye de un padre intolerante que no acepta su inclinación homosexual y que encuentra refugio en Villa Bellini, un gran parque de almas perdidas al que Catania da la espalda e ignora. Opera prima del siciliano Sebastiano Riso que aunque en algunos momentos abusa de ciertos clichés, resulta del todo aplaudible la forma en la que nos muestra una Sicilia lejos de sus bellezas paisajísticas y de los omnipresentes tintes mafiosos.

Una vez más, una demostración de lo que es capaz esta prometedora Nouvelle Vague del cine italiano a la que recomiendo encarecidamente no perder de vista.

MariaJo López Vilalta

Foto 1. Mastrandea en «La Mia Classe»
Foto 2. Los adolescentes de «I Nostri Ragazzi»
Foto 3. Ivano De Matteo con sus actores
Foto 4. Davide Capone en «Più buio di mezzanotte»

About JLP jose

Check Also

Programa 217 de No Solo Cine en las Ondas

“Recuerda que eres tan bueno como lo mejor que hayas hecho en tu vida”. Billy …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO