Home / Audio / Música / «Sed de mal» (1958), obra maestra de Orson Welles. Por Mario Delgado Barrio

«Sed de mal» (1958), obra maestra de Orson Welles. Por Mario Delgado Barrio

0 sedFicha técnica.- Título original: “Touch of devil”. Año: 1958. Duración: 108 minutos. Producción: Universal. Guión: Orson Welles. Fotografía: Russell Metty. Música: Henri Mancini. Dirección: Orson Welles. Intérpretes: Orson Welles (capitán Quinlan), Charlton Heston (Mike), Marlene Dietrich (Tana), Janet Leigh (Susan), Joseph Calleja (sargento Menzies), Dennis Weaver (gestor del hotel), Akim Tamiroff (Joe).

1sed

Argumento.- Vargas, un agente de policía mexicano llega a la frontera con EE.UU, justo en el momento que explota una bomba e inmediatamente se hace cargo de la investigación con la colaboración de Quinlan, el jefe de la policía local.

4 sed

Comentario.- Obra maestra de Orson Welles, un estudio sobre el poder, una denuncia de la corrupción y tal vez la mejor película de las dirigidas por Welles. Asistimos al claro enfrenamiento entre dos policías muy diferentes: Quinlan es un veterano, amargado, fascista y corrupto que no duda en falsificar pruebas y Vargas es un joven honrado a carta cabal.

6 sedSe apoya en una fotografía de Russell Metty basada en el expresionismo alemán, de tintes oscuros y grandes contrastes entre luces y sombras, para ofrecernos un universo podrido, avenidas ruidosas, calles malolientes y descampados polvorientos, mediante encuadres asombrosos y originales movimientos de cámara con secuencias memorables. El comienzo, uno de los mejores de la historia del cine es un plano secuencia de varios minutos en el que vemos una bomba de relojería, su recorrido y la explosión final con la llegada del impresionante Quinlan, el acoso sexual a la esposa de Vargas, la escena en la que Quinlan le pide a la gitana (una genial Marlene Dietrich) que le lea el futuro y ella responde: “Tú no tienes futuro, tu futuro acabó” y un final para la eternidad con el epilogo en el que de nuevo la maravillosa Dietrich refiriéndose a Quinlan sentencia. “Fue un buen hombre y un mal policia”.

Un cuadro de actores de lujo con Orson Welles a la cabeza en una actuación estremecedora y cuya personalidad llena por completo la pantalla, Charlton Heston le da replica adecuada y Janet Leigh la famosa interprete de la mítica escena de la ducha en “Psicosis”, de Alfred Hitchcock, alegra con su belleza el deprimente espectáculo y unos grandes secundarios eficaces como siempre y aunque sea repetitivo una extraordinaria Marlene Dietrich, tal vez la actriz más fascinante de la historia del cine. En suma película de culto, una auténtica obra de arte.

 

Anecdotario.- Orson Welles solo fue contratado como intérprete pero el productor atendiendo el deseo de Charlton Heston accedió a que fuese también el director. El plano secuencia inicial se ha convertido en un plano de culto para los cinéfilos. Los productores mutilaron la película en un montaje deplorable realizado a espaldas de Orson Welles, estrenándose en 1958 con un auténtico y gran fracaso de crítica y público. Welles dio instrucciones para realizar una nueva versión mediante un nuevo montaje que se realizó en 1997 estrenándose en 1998, quince años después de la muerte del director y del actor, esta vez con un gran éxito. Marlene Dietrich mítica actriz, cantante y bailarina alemana, un auténtico mito, se consagró ya como actriz en 1930 al actuar como “mujer fatal” en la película alemana “El ángel azul”, de Von Sternberg, con el que trabajó en siete películas, actuó en grandes films como “Testigo de cargo”, de Billy Wilder, “Encubridora”, de Fritz Lang, y “Vencedores o vencidos”, de Stanley Kramer e incomprensiblemente solo fue nominada al Oscar por “Marruecos”, de Sternberg. Fue bisexual, condición que nunca negó y ocultó, pues tuvo numerosos romances con hombres y mujeres y fue conocida como “la mujer de las piernas perfectas”. Ha sido la mejor intérprete de la famosa y bella canción “Lili Marlen” y un icono de la elegancia y el glamour. Los últimos doce años los pasó recluida en su casa de Paris, muriendo a la edad de 90 años. Charlton Heston desde muy joven se sintió atraído por el mundo de la interpretación estudiando en la Universidad del Noroeste y su gran presencia física y rostro enjuto le convirtió en el actor ideal para interpretar papeles de personajes históricos: El Cid, Ben- Hur por el que consiguió el Oscar, Moisés, Marco Antonio, Miguel Ángel, Cardenal Richelieu o San Juan Bautista. Se dio a conocer con “El mayor espectáculo del mundo”, de Cecil B. DeMille y actuó en numerosas e importantes películas como “Horizontes de grandeza”, de William Wyler, “Mayor Dundee”, de Sam Peckinpah, “Cuando ruge la marabunta”, de Byron Haskin, “El planeta de los simios”, de Franklin Shaffner, fue Presidente de la Asociación Nacional del Rifle y defendió públicamente el derecho a la libre posesión de armas. Akim Tamiroff nació en Tiflis (Georgia) y estudió interpretación en el Teatro de Arte de Moscú y en una gira llegó a Hollywood donde se dio a conocer en un pequeño papel en “Tres lanceros bengalíes” y se convirtió en un excelente secundario, dirigido por Orson Welles en “Mr. Arkadin”, “Sed de mal” y “El proceso”, y estuvo nominado al Oscar por “El general murió al amanecer” y “Por quién doblan las campanas”. Orson Welles está considerado uno de los más grandes artistas en el campo de la radio, el teatro y el cine, siendo niño se educó en música, literatura y dibujo, alcanzó el éxito a los 23 años gracias al programa de radio “La guerra de los mundos”, de H. G. Wells, que causó conmoción en EE.UU, cuando sus oyentes creyeron que era una invasión real extraterrestre y se lanzaron a las calles llenos de pánico; debutó como director en 1941 con “Ciudadano Kane”, con la que pasó a la historia del cine por su compleja puesta en escena y novedades como la utilización de grandes angulares, la profundidad de campo originales encuadres y un expresivo juego entre luces y sombras, estuvo nominada al Oscar en nueve apartados aunque solo ganó el de mejor guión. Casado con la famosa actriz Rita Haywort a la que dirigió en “La dama de Shanghái”, sospechoso de ser comunista se trasladó a Europa y realizó una gran trilogía sobre obras de William Shakespeare: “Macbeth”, en 1948, “Otelo”, en 1952 y “Campanadas a medianoche”, en 1965. Dejó sin acabar una versión del Quijote y murió a los 70 años.

Mario Delgado Barrio

Artículo relacionado:

 

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Programa 236 de No Solo Cine en las Ondas

“Es mentira que el Nobel sirva para fomentar la literatura del país al que pertenece …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO