Home / Cine Asiático / “Silencio” (2016): Scorsese se centra en la razón y en la fe en esta historia que se desarrolla en Japón, en el siglo XVII

“Silencio” (2016): Scorsese se centra en la razón y en la fe en esta historia que se desarrolla en Japón, en el siglo XVII

No hay duda de que Martin Scorsese (Queens, Nueva York, 17 de noviembre de 1942) es uno de los grandes cineastas de Hollywood de todos los tiempos. En su filmografía hay títulos tan relevantes como “El lobo de Wall Street”, “Alicia ya no vive aquí”, “Taxi driver”, “Malas calles”, “Goodfellas”, “El color del dinero”, “Casino”, “¡Jo, que noche!” o “Infiltrados”.

En su nuevo film, “Silencio”, nos muestra un capítulo poco conocido de la historia. La presión del poder en Japón para que no se difundiera allí el cristianismo en el siglo XVII. Scorsese nos presenta a 2 jesuitas portugueses que viajan a Japón en busca del padre Ferreira, un misionero que, tras ser perseguido y torturado, parece que ha renunciado a su fe, por lo menos por las noticias al respecto que llegan a Europa. Ellos mismos vivirán el suplicio y la violencia con que los japoneses reciben a los cristianos.

La película trata un tema que poco, o nada me interesa, y además en ningún momento logro empatizar ni con los personajes ni con la trama. Eso sí, debo reconocer que el film que me parecen excesivamente largo para lo que cuenta (dura 159 minutos) tiene fuerza, es interesante. No me convence el trabajo de los dos protagonistas, ni Andrew Garfield ni  Adam Driver dan la talla, todo lo contrario que  Liam Neeson que hace una interpretación muy destacable. Para que el film pudiera rodarse los 3 tuvieron que trabajar por el mínimo que marca el Screen Actors Guild

Scorsese se centra en la razón y la fe en su discurso, en este proyecto que ya tenía en mente hace 30 años.

“Silencio” no me parece uno de los mejores films del neoyorquino. Hay varias secuencias muy reiterativas, con una hora menos la cosa habría funcionado mucho mejor.

Estamos ante la segunda adaptación de la novela de Shusaku Endo. La primera corrió a cargo de Masashiro Shimoda en 1971.

Sobre “Silencio”, Scorsese ha comentado que habla de que “(…) mucha gente es incapaz de recuperarse del fracaso, de hacer algo que es moralmente reprobable, un gran pecado. Pero desde la perspectiva cristiana, habría que venirse arriba y volver a intentarlo”. Quizá un buen ejemplo de ello sea el personaje de Chihihiro que en varias ocasiones peca y luego quiere ser perdonado.

José López Pérez

@JLPnosolocine

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de la película “Detroit” (2017)

“Detroit” es la nueva película de Kathryn Bigelow que ganó el Oscar por “En tierra …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *