Home / Críticas / “SKYFALL”: BOND HA MUERTO. POR MIGUEL-FERNANDO RUIZ DE VILLALOBOS

“SKYFALL”: BOND HA MUERTO. POR MIGUEL-FERNANDO RUIZ DE VILLALOBOS

Si los nacimientos se han de festejar, los fallecimientos, como hacen muchas culturas, también se deben celebrar. Celebremos pues la muerte de James Bond, el agente secreto 007, creado por el escritor británico Ian Fleming en 1953 (fecha de publicación de la primera novela de la serie que llevaba el título de “Casino Royale”), fallecido a los cincuenta años de edad (casi como su creador, ya que Fleming murió a los 56 años de edad), de una descarga celestial (skyfall) acompañado de sus seres más queridos y de sus fans más acérrimos.

La muerte del famoso agente secreto, el más certero y rápido de los agentes, el más atractivo y más glamoroso de los espías, le sobrevino cuando el doctor Mendes (no confundir con el doctor Mengele) le quiso practicar una operación estética para recuperar los cincuenta años de su infatigable vida de aventuras tanto de acción como de cama. Se da la lamentable circunstancia de en que la operación orquestada por Barbara Broccoli, descendiente de la saga Broccoli (otrora los verdaderos padres de 007), se encontraba como anestesista, con un nuevo y horroroso look, el malvado de turno Javier Bardem, que al pasarse de las dosis aconsejadas, provocó un largo y profundo sueño al paciente, a quien ni los golpes al corazón de Daniel Craig, un aburrido ayudante del doctor Mendes, ni las iras de la enfermera jefe, una irreconocible Judi Dech, pudieron reanimar al paciente que tras más de dos horas de agonía murió asistido por dos enfermeros que pasaban por allí, Ralph Fiennes y Albert Finney, en la más absoluta ignominia que ha sufrido nunca un personaje creado por la imaginación del ser humano.

Al entierro, que se prevé multitudinario y universal, asistirá una representación de críticos afines al cirujano y al anestesista, amigos y familiares de distintas nacionalidades y religiones y, como es lógico, un nutrido grupo de detractores, que será flanqueado por los servicios de seguridad para evitar incidentes entre miradas y opiniones opuestas y contradictorias.

La muerte de Bond, James Bond, absolutamente huérfano en su muerte de las bellas odaliscas que durante cincuenta años le han acompañado en sus aventuras, es la muerte de una época, de un estilo de vida, de un enemigo claro y definido. La muerte de Bond, James Bond, abre las puertas al viejo dicho de que el enemigo siempre está en casa. Recemos pues, los cinéfilos, por Bond, James Bond, el agente secreto de varios rostros pero de una sola identidad, que ha fallecido por la desidia de unos patéticos profesionales y por el color del dinero.

 

Ruiz de Villalobos

About JLP jose

Check Also

“El lago del ganso salvaje”: Cine negro con un arranque interesante

“El lago del ganso salvaje” tiene un arranque interesante, 40 minutos prometedores y a partir …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO