Home / Cine Europeo / SOBRE RAY BRADBURY Y LA CIENCIA FICCIÓN, POR MIGUEL-FERNANDO RUIZ DE VILLALOBOS

SOBRE RAY BRADBURY Y LA CIENCIA FICCIÓN, POR MIGUEL-FERNANDO RUIZ DE VILLALOBOS

El fallecimiento el pasado 5 de junio de Ray Bradbury, a los 92 años de edad, reabre una vieja y poco desarrollada polémica sobre la evolución de la literatura de ciencia ficción (y por extensión del cine), desde su aparición como un género específico, hasta la actualidad.

Ray Bradbury, junto con Isaac Asimov (1920-1992), Robert A. Heinlein (1907-1988) y Arthur C. Clarke (1917-2008), es uno de los padres de la ciencia ficción moderna, la que se escribió después de tres autores fundamentales como Jonathan Swift (1667-1745), que además de un autor satírico fue un avanzado de la ciencia ficción y ahí están “Los viajes de Guilliver” (1726) para demostrarlo; Julio Verne (1828-1905), con una obra totalmente dedicada a la ciencia ficción, y H. G. Wells (Herbert George Wells, 1866-1946), con su importante novela “La guerra de los mundos” (1898), entre otras. Bradbury, Asimov. Heinlein y Clarke, cada uno a su manera, marcaron las líneas maestras de un género literario desconocido hasta aquel momento, como era la ciencia ficción, poniendo grandes dosis de imaginación y sobre todo dotando de un nivel literario y de un humanismo profundo a sus historias.

Ray Bradbury, que se consideraba a sí mismo “un narrador de cuentos con propósitos morales”, es el autor de tres obras fundamentales del género como los libros de cuentos “Crónicas marcianas” (1950) y “El hombre ilustrado” (1951), y la novela “Fahrenheit 451”(1953), tres obras sin mácula, donde Bradbury puso los fundamentos de la ciencia ficción humanística y que continuó con “Las doradas manzanas del sol” (1953), “El vino del estío (1957) y “Remedio para melancólicos” (1960). Es curioso comprobar como esta tendencia humanística de la ciencia ficción, justamente cuando en Estados Unidos triunfaban las novelitas pulp donde los extraterrestres, marcianos o de planetas más alejados, eran presentados como seres monstruosos, aparece en la década de los 50, en plena Guerra Fría, como contrarréplica a las obsesivas miradas estadounidenses sobrela Unión Soviética y el peligro de la bomba atómica.

El humanismo de Ray Bradbury, paralelamente a la visión tecnológica que daban en sus novelas Asimov, Heinlen y Clark, dotó a esa ciencia ficción primigenia de un valor literario y narrativo que con los años el género ha ido perdiendo. La ciencia ficción actual tanto en la literatura como en el cine (sería impensable en este siglo XXI hacer una película como “2001: Una odisea del espacio”, 1968, con toda la carga metafísica que lleva), se ha convertido en un aburrido cóctel de acción y pobres ficciones, donde el modelo se repite hasta el infinito.

Con Ray Bradbury desaparece el autor que hizo posible creer en mundos mejores más allá del planeta Tierra, en ciudades armónicas y en seres humanos, sencillamente humanos. Hay una frase que dibuja a la perfección el pensamiento libertario y humanístico de Ray Bradbury: “Hay que tener mucho cuidado con los intelectuales y los psicólogos, que te intentan decir lo que tienes que leer y lo que no”. Por eso, para no caer en lo que con tan buen criterio denunció en su momento Bradbury, no les vamos a recomendar que descubran o relean una obra del gran autor, cada uno a su libre albedrío hará el mejor homenaje a un hombre que supo ver más allá de las estrellas.

Ruiz de Villalobos

About JLP jose

Check Also

Esta semana hay 10 estrenos en España

Esta semana hay 10 estrenos en España. Así en lo que llevamos de 2019 son …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO