Home / Animación / “Tadeo Jones 2: El secreto del Rey Midas” (2017): Mejor que la primera. Entretenimiento garantizado

“Tadeo Jones 2: El secreto del Rey Midas” (2017): Mejor que la primera. Entretenimiento garantizado

Alto y claro. “Tadeo Jones 2: El secreto del Rey Midas” es mejor que la primera, más entretenida, más dinámica. La saga tiene cuerda para rato, no da ningún síntoma de agotamiento.

 

Un poco de background sobre Tadeo Jones

En 2001 Enrique Gato creó el personaje de Tadeo Jones. Tras varios cortometrajes de gran éxito, en 2012 el largometraje “Las aventuras de Tadeo Jones” fue un gran de taquilla tanto en España como en varios mercados, entre ellos en China.

Tadeo Jones es un obrero de la construcción en Chicago que quiere convertirse en un famoso arqueólogo. Tiene  facilidad para meterse en líos.​

Enrique Gato decidió crear un nuevo personaje para dar mayor dinamismo al de sus anteriores trabajos, y se le ocurrió hacer una parodia de Indiana Jones.​ El personaje fue creado a partir del programa 3ds Max. Sus amigos en algunas de sus aventuras son Sara, una intrépida arqueóloga (parodia de Lara Croft); Belzoni, un loro mudo con mucho carácter; Freddy, guía con un abrigo multiusos y Jeff, su perro

La nariz alargada, la gran boca y las extremidades desproporcionadas del personaje de Tadeo Jones se inspira en los diseños del dibujante de cómic Juan López Fernández (JAN). La figura se inspira principalmente en Indiana Jones, como se puede ver en su sombrero y el esquema de su camisa de color claro y sus pantalones oscuros. Sin embargo, se le da un aire de boy-scout para simbolizar su mentalidad infantil, como es con el uso de una mochila.

 

Tadeo Jones 2

Esta segunda entrega busca, aún más, tener guiños adultos y lo consigue. Así, los guionistas, Jordi Gasull y Neil Landau hacen un claro homenaje a la magistral “Con faldas y a lo loco” de Billy Wilder (la relación del taxista y la momia), otro a Elvis Presley y otro al cine de acción, llevando la trama a varios escenarios principales: Chicago, Granada y la Capadocia.

Brillan especialmente las imágenes de la ciudad de Granada, que conozco bien porque visité hace 3 años (las calles del barrio del Albaicín y la Alhambra están muy bien creadas y animadas), así como la energía y el ritmo del conjunto.

Aunque el villano principal no es muy interesante, hay que tener en cuenta que aparece poco. Destaca un nuevo personaje, Tiffany, la joven becaria, que tiene mucho protagonismo. El personaje más cargante es el de la momia, pero tiene varias situaciones que aportan elementos interesantes. La trama romántica también funciona.

En esta ocasión la dirección la han compartido Enrique Gato y David Arribas.

La trama central es mejorable, pero lo que es indiscutible es que mantiene la apuesta por el trabajo en equipo. Hay varios momentos muy ingeniosos, entre ellos cuando Belzoni muestra sus carteles.

La acción arranca en esta segunda entrega cuando Tadeo ya está estudiando primero de arqueología y sus compañeros en la obra se burlan de él. En ese momento recibe una llamada telefónica de Lara que lo cambiará todo. Ella le invita a que vaya a Las Vegas, para asistir a la presentación de su último descubrimiento: el papiro que demuestra la existencia del Collar de Midas, el mítico Rey que convertía en oro todo aquello que tocaba. Pero el feliz reencuentro se verá enturbiado cuando un malvado ricachón secuestra a Sara para poder encontrar el talismán y conseguir riquezas infinitas. Tadeo tendrá que hacer uso de su ingenio para rescatar a Sara, en un viaje por medio mundo.

Hay algún momento en que todo parece excesivamente prefabricado, solo lo parece, porque enseguida levanta el vuelo de nuevo.

En definitiva, esta segunda entrega funciona bien y a muchos niños (y adultos) les deja con ganas de más.

 

José López Pérez

@JLPnosolocine

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Martes Crítico de Oti R. Marchante: El capón a Godard, y un poquito de todo

Hoy traemos casi más películas que opiniones a este Martes, aunque de la de Michel …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *