Home / Audio / Música / “THE MARVELOUS Mrs. MAISEL” IS NOT SO MARVELOUS. Por Natxo Torres Zenarrutzabeitia

“THE MARVELOUS Mrs. MAISEL” IS NOT SO MARVELOUS. Por Natxo Torres Zenarrutzabeitia

Con el paso de los años, uno ha aprendido a darse cuenta, de que sus primeras impresiones, suelen ser (son), las buenas. Y cuando vio el primer episodio de su, “esperadísima” 2ª temporada, torció el gesto. ¡Malo!

Tuvo la misma sensación, que tuvo al ver la oscarizada película de Guillermo del Toro, “La forma del agua”, filme en el que en sus primeros 50’, la magia fluía con apabullante naturalidad, sin esfuerzo, y que luego esa “magia”, era forzada, buscada.

Esperaba, con ganas, el retorno de Midge Maisel y su “troupe”, y mis, altísimas, expectativas (lógicas, después de su impresionante debut), necesitaron un time out, al ver su más que innecesario arranque en París. En ese Paris, idealizado y repleto de tópicos, que los americanos (tanto en cine, como en series), no se cansan de mostrar, ese París de postal. Ese París, que está, permanentemente, instalado en su memoria.

 

Una rentrée innecesaria y forzada, como ese monólogo de Mrs. Maisel, en un club parisino, con traducción simultánea.

 

Esta producción AMAZON, probablemente (hoy en día, seguro), su buque insignia, de 10 episodios (2 más, que la anterior), es víctima del apabullante éxito, de su temporada inicial (Emmys y Golden Globes, por doquier). Las 2as temporadas, son muy peligrosas, máxime cuando vienes después, de un pelotazo del calibre de la 1º, lo que, probablemente, haya “obligado” a los Palladino, a variar su hoja de ruta. O, simplemente… ¿Pecado de nuevo rico?

Lo que su 1ª temporada, tenía muy claro, esta 2ª parece que no. Se han olvidado de quienes eran sus protagonistas principales (Midge Maisel/Rachel Brosnaham, Susie Myerson/Alex Borstein y… ¡N. York!), y quienes eran los secundarios (el resto), que sumaban, y sumaban de verdad), para que la serie nunca perdiese, ni ritmo, ni magia.

En esta 2ª temporada, los principales (sobre todo Nueva York), son más secundarios, y los secundarios, han cobrado un mayor protagonismo, convirtiéndose, casi, en principales (Joel Maisel/Michael Zegen, Abe Weissman/Tony Shalhoub y los Catskills, en detrimento de N. York).

Imagino que en ello, habrá influido esa manía de estirar la series, como si fueran chicle, para que duren el mayor tiempo posible, aunque finalmente, la que acabe resintiéndose, sea la propia serie.

¿Por qué, me ha parecido inferior? (Al margen de todo lo anteriormente mencionado, su innecesario arranque, el no tener claro sus roles, su, alargada, estancia en lo Catskills…) por su indefinición, en todos los sentidos, a la hora de posicionarse, porque ni guion, ni diálogos, ni replicas, están a la altura de su 1ª temporada, por su insistencia en rememorar viejos musicales (aquí reconozco, que puedo no ser justo. No me van, mucho, los musicales, más bien, poco), por abrir, demasiadas tramas (aquí es donde entra, el tema ese, del nº de temporadas), que interesan poco, o muy poco. No necesitaba, esos 2 capítulos extra.

 

En una palabra, porque su magia, ya no me parece natural.

¿Es una mala serie? ¿Prescindible? ¡Ni de coña! Tiene un cuidadísimo, y estiloso, diseño de producción. El lujo, el derroche de lujo, se ve en pantalla, y se ve con agrado. Narrativamente hablando, mantiene el tipo.

¿El reparto? Bien, gracias.  Pero Amy-Sherman Palladino, les ha hecho perder pie.

Y aunque, seguramente, vuelva a conseguir un montón de premios, para el que suscribe, está 2ª, no ha sido tan “marvelous”, como lo fue, la 1ª.

Agur

Natxo Torres

Experto en series de televisión, de Barakaldo

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Elvis & Friends: Gran concepto, gran ambiente, gran resultado. Fórmula de presente y de futuro…

“La verdad es como el sol, puedes ocultarla por un tiempo, pero no va a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO