Home / Audio / Música / “The Racket” (1951): Gran clásico del cine negro. Por Mario Delgado Barrio

“The Racket” (1951): Gran clásico del cine negro. Por Mario Delgado Barrio

el-soborno-the-racketArgumento.- Mc. Quigg es un capitán de policía honrado que lucha contra la corrupción en una ciudad dominada por una organización criminal, que compra a altos cargos y que introduce a Turck, un policía corrupto en la Comisión Anti Crimen.

 

Comentario.- Magnifica película del género negro de un director al que no le ha dado la importancia que merece. El film es un perfecto retrato de la corrupción y el poder del crimen en una ciudad americana y es un anticipo de un tema que será muy frecuente en los años 60: la organización empresarial de los delincuentes con negocios legales -una inmobiliaria-, tapadera de sus actividades delictivas, el juego, las apuestas, y la prostitución. El jefe supremo apodado “el viejo “no es partidario de los métodos violentos, emplea mucho dinero en sobornos generalizados, tiene comprado a un sargento de la policía, al fiscal, a un abogado laboralista y apoya una candidatura a juez para tener controlada la administración. La película centra su atención en dos personajes antagónicos: el capitán Mc. Quigg es un policía honrado a carta cabal, pero puesto en tela de juicio por el empleo de hechos consumados que le llevan a autorizar una paliza a un intermediario, destruir una orden policial de “habeas corpus” y exigir el arresto sin pruebas de un sospechoso. Este dialogo lo define perfectamente:

Mc Quigg: “Si opone resistencia aquí tengo una ordenanza municipal que prohíbe escupir en la calle”

Johnson: “¿Eso incluye también escupir dientes señor?.

Mc Quigg: “Por supuesto, eso es muy antihigiénico”.

Al final permite que la organización criminal mate a Scanlon cuando podía haberle llevado a juicio con un testigo del crimen que había cometido, en una clara demostración de su falta de confianza en la policía. Scanlon el antiguo dueño de la ciudad, es un gánster de la vieja escuela, irascible., violento y siempre dispuesto al asesinato de personas que pueden ser molestas o perjudiciales para sus intereses, sus métodos están en oposición con la filosofía del gran jefe y en consecuencia morirá a manos de sus propios compañeros.                                                                                                                La excelente fotografía de George E. Diskant presenta en esta ocasión una peculiaridad poco corriente en el género negro como es el color blanco utilizado en la comisaria tal vez como representación de un lugar en el que todavía no ha llegado la corrupción generalizada. Los diálogos característicos del género, como ejemplo, el protagonizado por Mc Quigg y Turck, el sargento corrupto al referirse a Johnson un policía honrado.                                                           Turk: “¿Es ambicioso?”

Mc Quigg: “Tiene una ambición sana”.

Turk: “¿Qué más?”.

Mc Quigg: “Todo lo que usted no tiene. Veterano de guerra, tercero de su promoción, expediente intachable”.

Turk. “Pobre chico, ya aprenderá”.

el_soborno-628795818-largeEntre las secuencias para el recuerdo: La explosión en casa de Mc Quigg, la pelea en la azotea débilmente iluminada a través de una claraboya, con la caída del gánster al vacio. El coche que busca a Irene, se para en oscuro callejón y Nick le da una brutal paliza al chofer. La persecución nocturna de Nick y el plano final de belleza suprema en el que vemos como el coche de Mc Quigg con su mujer dentro, se aleja calle abajo, mientras las luces de las farolas se van apagando. Los grandes Robert Mitchum y Rober Ryan realizan como es normal una excelente interpretación muy bien acompañado por la bella Lizabeth Scott cuya presencia en la pantalla resulta siempre gratificante y que además nos regala la preciosa canción “A Lovely way to Spendan Evening”. Como siempre unos magníficos secundarios con mención especial para William Conrad, el impagable e inolvidable asesino a sueldo de “Forajidos”, obra maestra de Robert Siodmak y para Tito Vuolo, Ray Collins y William Talman.

 

the-racket-robert-mitchumAnecdotario.- El rodaje duró 32 días y se efectuó entre Abril y Mayo. John Cromwell cuyos honorarios eran 79.900 dólares, cayó gravemente enfermo y lo abandonó antes de acabar, entonces Howard Hughes ordenó que se escribieran nuevas escenas para dar mayor presencia a Lizabeth Scott y aumentar el ritmo de la película, así se hizo y fue Nicholas Ray quien finalizó la película rodando en Junio durante 5 días. Los costes de producción y distribución fueron de 1.850.000 dólares y tuvo unos beneficios en taquilla de 100.000 dólares. William Conrad, era hijo del dueño de una sala de cine por lo que creció viendo películas, comenzó como locutor, escritor y director de la estación de radio de Los Ángeles. Sirvió como piloto de combate en la IIGM dejando el ejercito con el grado de capitán, en el cine fue un muy buen secundario especializado en el género negro en papeles duros: “Forajidos”, de Robert Siodmak, “Cuerpo y alma”, de Robert Rossen, “Voces de muerte”, de Anatole Litvak, “Mundos opuestos”, de Mervin LeRoy, “Cuando ruge la marabunta”, de Byron Haskin. Consiguió popularidad con la serie de TV “Cannon” en el papel de un detective privado, grueso y amante de la buena mesa. Virginia Huston se especializó en el cine negro y fue la noven actriz en interpretar a Jane la compañera de Tarzán. Tuvo una corta carrera pues al casarse en 1952 con un agente inmobiliario se retiró del cine. William Talman al salir de la Universidad trabajó en una fundición de hierro, fabricas de papel, astilleros y vendedor de automóviles, sirvió durante 30 meses en el Ejercito combatiendo en el Pacifico en la IIGM y en el cine actuó como eficaz secundario en películas como “Casada con un comunista”, “Atraco al furgón blindado”, “Corea, hora cero”, “Fuga sangrienta”, “Cara a la muerte”. Fue conocido por ser el primer actor en filmar un anuncio publicitario antitabaco para la Asociación Americana del Cáncer, era un fumador de toda la vida, se le diagnosticó un cáncer de pulmón y sabía que se estaba muriendo cuando filmó el anuncio.

 

Ficha técnica.- Título original: “The Racket”. Año: 1951. Duración: 89 minutos. Producción: RKO. Guión: William Wister Haines y W .R. Burnett. Fotografía: George E. Diskant. Música: Constantin Bakaleinikoff. Dirección: John Cromwell. Intérpretes: Robert Mitchum (capitán Mc. Quigg), Robert Ryan ((Scanlon), Lizabeth Scott (Irene), William Talman (Johnson), Ray Collins (Gales), William Conrad (Turck), Tito Vuolo (Tony).

 

Sobre Mario Delgado Barrio

experto en cine classico

 

Nota especial del editor: El pasado 24 de noviembre falleció a los 78 años el gran Mario Delgado Barrio. Publico hoy con honor y orgullo el último artículo que escribió especialmente para nosolocine.net  ¡Descanse en paz! ¡Te echaremos mucho de menos!

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

“U plavu zoru” de Pink Martini es la canción del día de nosolocine.net

Dice Rubén Blades, con toda la razón, que las cosas buenas son para compartirlas. Después …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *