Home / Cine Clásico / “TINTA ROJA” (2000), PELÍCULA PERUANA MAGISTRAL

“TINTA ROJA” (2000), PELÍCULA PERUANA MAGISTRAL

Pancho Lombardi (Francisco José Lombardi, Tacna, Perú, 3 de agosto de 1949) es el cineasta más importante de su país y de América Latina. Es uno de los grandes directores latinos. En su filmografía (en la mayoría de los casos en coproducción con España) hay varios films magistrales como “La ciudad y los perros” (1985), “La boca del lobo” (1988), “No se lo digas a nadie” (1998) o “Pantaleón y las visitadoras” (1999).

Arriesgado y siempre inquieto en su cine siempre se percibe su amor por la profesión.

Su mejor película es “Tinta Roja”. Nos muestra el mundo del periodismo por dentro, una sociedad pobre en la que abunda la picaresca. Todo ello lo hace de forma sencilla, planifica al servicio de la narración.

El guión de Giovanna Pollarollo es excelente, construye personajes con mimo y permite al espectador participar en la trama. “Tinta Roja” se inspira en la novela de Alberto Fuquet.

Hay películas que merecen ser vistas varias veces, que nunca pierden su vigencia y en momentos de crisis como el actual llegan a amplificar su mensaje, que permiten varias lecturas.

“Tinta roja” es una gran película (ya me lo pareció la primera vez que la vi, cuando se estrenó en el año 2000), posiblemente es la mejor película peruana de la historia. Es una reflexión sobre el mundo del periodismo, sobre la vida, donde todo está colocado de manera que nada parezca forzado o anacrónico. El drama, el humor y el thriller se fusionan de forma perfecta. Es una historia muy coral, donde todos los personajes están muy trabajados. La acción se desarrolla en Lima, Perú y trasciende el espacio geográfico para tener carácter universal.

Coproducción entre Perú (Inca Films, la compañía de Francisco J. Lombardi) y España (Tornasol Films, Gerardo Herrero y Mariela Besuiewsky), en el festival de San Sebastián de 2000 logró el premio a la mejor interpretación masculina para Gian Franco Brero.

“Tinta roja”  se articula con varios flashbacks (se llegan a superponer), tiene un ritmo potente y mientras la visionas todo eso no se percibe. Cuenta la historia de un joven peruano que ejerce de becario a su pesar (su verdadera vocación es ser escritor) en la sección de policiales (sucesos) en un diario sensacionalista, donde conocerá a un veterano periodista cínico y desencantado, y al equipo que forma la sección. Es una historia muy dura, pegada a la realidad, donde la picaresca se torna prácticamente imprescindible.

La fotografía de Teo Delgado dota de textura la narración. La música de Bingen Mendizábal (Vitoria, 1962) tamiza las imágenes. Lombardi consigue transmitir emociones. Una de las grandes bazas del film es el reparto, donde destaca Gian Franco Brero, en el mejor papel de toda su carrera, como el veterano periodista que irá formando al novato. Su expresividad y su gestualidad es de cum laude, a su lado ejerce gran réplica el protagonista Giovani Ciccia (“No se lo digas a nadie”).

Los españoles Fele Martínez y Lucía Jiménez están muy bien. Fele interpreta a un fotógrafo callado y práctico que sabe ser expeditivo cuando hace falta. Lucía es el amor casi imposible de “Varguitas”, el protagonista, en su segundo trabajo junto a Lombardi (el primero fue en “No se lo digas a nadie”), con una perfecta dicción peruana. A Lucía nos gustaría verle más en cine. Carlos Gassols hace un excelente trabajo, como chofer de la unidad móvil y que siempre cita a los clásicos, muy lejos de su papel en “Caídos del cielo”, resulta entrañable. Yvonne Frayssinet que era una peculiar lesbiana en “Mariposa negra” es aquí la amante del personaje de Brero, una periodista que trabaja en la radio y a la que le facilita exclusivas. Tatiana Astengo tiene un par de escenas de lucimiento, fundamentalmente la primera en la que aparece como peculiar “podóloga”. Finalmente destacar a Gustavo Bueno, un habitual también en el cine de Lombardi (“Caídos del cielo”, “La ciudad y los perros”, “La boca del lobo”, “Pantaleón y las visitadoras”), en una breve aparición pero vital en la narración. Un reparto de lujo, actuaciones excelentes. Es la demostración de que Pancho es un gran director de actores.

En “Tinta roja” no hay nada superfluo, todo suma de forma positiva. En varios pasajes sorprende.

En definitiva, “Tinta Roja” es un film magistral, conserva su vigencia, ya podemos considerarlo un clásico, y demuestra una vez más que Lombardi es uno de los grandes directores de América Latina de la historia y que no ha sido valorado en toda su dimensión.

 

José López Pérez

@JLPnosolocine

 

 

 

About JLP jose

Check Also

Ha comenzado el rodaje de «La maldición del guapo», la nueva película de Beda Docampo Feijoo

Estuve en el pase de prensa y en la posterior rueda de prensa de la …

4 comments

  1. Totalmente de acuerdo, Tinta Roja es la mejor película peruana de la historia. Gian Franco Brero hace una interpretación excelente. Lanzo una idea analizar la trayectoria de Lombardi. Un saludo

  2. «La boca del lobo» me parece mucho mejor. Pero cada quién con sus gustos.

  3. ¡Gracias por tu comentario, Andrés! «La boca del lobo» me parece una gran película, la he visto varias veces y siempre tengo la sensación de que ha sido poco valorada todavía, pero me gusta más TINTA ROJA. ¡Saludos cordiales!

  4. ¡Screener, tomo el guante! necesito tiempo pero lo pondré en marcha.
    ¡Saludos cordiales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO