Mis cervezas favoritas son las belgas y especialmente las trapenses (ahí reina sin duda la Grimbergen doble). Además dentro de ese estilo cada vez me gustan más las tostadas.

Hoy voy a hablaros de una cerveza que no conocía y me ha sorprendido muy gratamente por su excelente sabor y que es ideal tanto como copa como para acompañar diferentes viandas. Me refiero  a la cerveza de Abadía Tostada de Maset. Es una cerveza artesana, de color rubí oscuro, de receta propia y de segunda fermentación no filtrada (realizada en botella).

Tiene 8 grados y un sabor único, difícil de definir pero fácil de saborear. La botella es de 33 cl

En el siguiente video tenéis más información:

José López Pérez