Distribuido por DeAplaneta el 4 de enero se estrena en España, “El hombre de las sombras”, un cuento de terror protagonizado por Jessica Biel y coproducido entre Canadá y Francia, que relata las desapariciones de varios niños en un pequeño pueblo de América del Norte. Pascal Laugier se estrena con su primera película rodada íntegramente en inglés, y para ello mezcla hechos reales con auténticos sucesos sobrenaturales otorgándole una nueva dimensión a lo que nosotros conocimos como “el hombre del saco”. Cuando Julia (Jessica Biel) presencia el secuestro de su hijo se abre la puerta para sumergirnos en un mundo oscuro y terrorífico hasta finalmente descubrir una terrible verdad.

El hombre de las sombras está basado en leyendas urbanas, y no es precisamente la primera película que relata sucesos escalofriantes de la América profunda. Han sido varios los directores que se han inspirado o directamente han querido escenificar sucesos escabrosos que sucedieron en lugares remotos de la América de los años 30, 40 y 50.

“La Matanza de Texas” dirigida por Tobe Hooper es una de los clásicos de la historia del cine de terror que en su momento sorprendió por su realismo y crudeza, y que está inspirada en la historia de Ed Gain, un psicópata que vivía apartado del mundo y dando rienda suelta a su psicosis. En la película cinco adolescentes visitan la tumba, supuestamente profanada, del abuelo de uno de ellos. Cuando llegan al lugar, donde hay un siniestro matadero, toman una deliciosa carne en una gasolinera. A partir de ese momento, los jóvenes vivirán la peor pesadilla de toda su vida.

Nos situamos en el pueblo de Plainfield, en Wisconsin, Estados Unidos, año 1954. Ed Gein vive entre sus vecinos como un tipo responsable, trabajador aunque sí algo excéntrico. Cuando la casa de Ed Gein fue registrada siguiendo la pista de la desaparición de una camarera, se encontró el cuerpo de la chica así como objetos de todo tipo, que poco después inspiraron La Matanza de Texas. Muebles y lámparas elaborados con piel y huesos humanos, cabezas casi intactas, máscaras hechas con piel humana y pelo real e incluso prendas de vestir, como un chaleco elaborado íntegramente con piel humana. Todos estos elementos han sido inspiradores de la película de Tobe Hopper para recrear la morada de Leather Face y familia. Esta escalofriante historia también sirvió de inspiración para Hitchcock que utilizó la extraña y devota relación entre el psicópata Ed Gein y su madre para crear los personajes de su famosa película Psicosis.

En Leyenda Urbana 1998, Jamie Blanks quiso hacer un collage con las leyendas urbanas más populares y terroríficas de América y escribir un guion en el que sus personajes, todos estudiantes universitarios, fuesen muriendo uno tras otro de esta manera. La premisa de la película se basa en que el asesino mata a sus víctimas eligiendo los mismos métodos descritos en algunas leyendas urbanas: decapitaciones, ahorcamientos… Todos los asesinatos parecen un mito hasta que la protagonista Natalie (Alicia Witt) descubre que está vinculada a todas las víctimas y comienza a sospechar que todo está relacionado con un oscuro secreto de su pasado. El éxito de la película fue reconocible y a ésta le siguieron dos secuelas Leyenda Urbana 2 (Urban Leyend: Final Cut) y Leyenda Urbana 3 (Urban Leyend: Bloody Mary)

An American Crime 2007, dirigida por Tommy O’Haver, narra la aterradora historia de una ama de casa de Indiana, Gertrude Baniszewski, perteneciente a una familia tan numerosa como humilde. Esta mujer decide adoptar a una niña, Sylvia, a la que empieza castigando casi sistemáticamente y termina por encerrar en el sótano de su casa sometiéndola a terribles torturas y humillaciones. La psicópata ama de casa no se contentó con su personal juego macabro e invitó a más vecinos del pueblo para que participasen en su galería de horrores. Finalmente la adolescente pudo escapar y denunciar lo sucedido.

Uno de los crímenes más famosos y mediáticos de EE.UU ocurrió en la bahía de San Francisco a finales de la década de los 60 y principios de los 70. Algunos lo conocen como “Jack, El Destripador americano”. Se trata del asesino en serie del Zodiaco que mataba a sus víctimas y se jactaba de ello enviando mensajes cifrados y cartas a los periódicos para dejar en evidencia a la policía. Se responsabilizó públicamente de 13 asesinatos, pero dejó tras de sí dos docenas de víctimas. De estos hechos nació una novela que a su vez dio lugar a un thriller con el nombre de Zodiac y bajo la dirección de David Fincher en 2007, que también ha dirigido otros thrillers como Seven . El guionista de la película James Vanderbilt, David Fincher y el productor Brad Fischer pasaron 18 meses dirigiendo su propia investigación y averiguando acerca de los asesinatos cometidos. La película se basa en la búsqueda imposible que llevó a cabo la policía para dar con el paradero del asesino que hoy en día continúa siendo un misterio para los habitantes de San Francisco.

Siguiendo esta línea nos topamos inevitablemente con David Lynch y su obra El Hombre Elefante (1980), donde llevó a la gran pantalla la historia real del inglés John Merrick. Durante el siglo XIX, el doctor Frederick Treves descubre en un circo a un hombre británico que tiene la cabeza monstruosamente deformada y es por eso el blanco de todas las burlas. En el circo le exhiben como una bestia y vive en constante humillación por lo que el doctor tratará de devolverle la dignidad a este hombre que ha sido excluido de la sociedad desde el momento en el que nació.

La película está totalmente basada en esta historia real y por lo que se puede saber, John Merrick pudo haber padecido una grave variación del síndrome de Proteus totalmente desconocido en aquella época.

Algo parecido pasa con los hermanos Coen quienes guionizaron en 1996 Fargo, la dramática historia de un tipo mediocre casado con una rica heredera que no le deja disfrutar de su fortuna. El tipo decide encargar a un par de matones el secuestro de su mujer para cobrar el rescate y así, montar su propio negocio. El asunto se complica cuando los tipos a los que encarga el asunto no se contentan con llevar a cabo el encargo sino que cometen tres asesinatos brutales. Es aquí cuando la policía se ve obligada a intervenir.

Todas estas películas han sido inspiradas por hechos reales que llamaron la atención de los guionistas. El hombre de las sombras despertó la curiosidad del director Pascal Laugier, quien se preguntó sobre la leyenda urbana del hombre alto, más conocido en España como el “hombre del saco”, a quien se le atribuyen las desapariciones de los niños por la noche.

Os dejo con el tráiler


José López Pérez