Home / Bandas Sonoras / «UN CORAZÓN SALVAJE», POR PATXI AMEZCUA

«UN CORAZÓN SALVAJE», POR PATXI AMEZCUA

Hoy estamos de enhorabuena en nosolocine.net

El cineasta navarro Patxi Amezcua, guionista y director de la excelente «25 Kilates» nos ha regalado un excelente artículo sobre la pasión por el cine (¡gracias, amigo!). Os dejo con él, seguro que disfrutaréis con la lectura

UN CORAZÓN SALVAJE

 Pamplona. Febrero del 91. Cines Iturrama. Sesión de las cinco. Las luces se apagan. La película se enciende. Literalmente. Una cerilla estalla convirtiéndose en una llama. Los créditos iniciales son fuego. Literalmente. Llamas y más llamas al compás de la música de Badalamenti. Entonces, aparecen Sailor y Lula. Un tipo saca una navaja y Sailor le da una paliza. Le revienta la cabeza. Literalmente.

0 sal

Por aquella época yo estudiaba periodismo, aunque tenía claro que el periodismo no era lo mío. En realidad, no tenía muy claro qué era lo mío. Y ya tenía veintidós. Mi futuro no era muy prometedor. De hecho, era bastante desolador. Con suerte, sería otro de esos “plumillas” que acudían a ruedas de prensa y luego redactaban una nota en el periódico local. Sin suerte, sería otro número más en las listas del INEM. Con mala suerte, acabaría siendo un “porreta” que se dedicaba a robar radiocasetes.

 

Y entonces vi “Corazón salvaje”. Nunca nada me había producido la fascinación que me produjo esa película. Las imágenes, el sonido, la violencia, el sexo, la música, los coches, los moteles, el desierto, Cage-Dern-Dafoe-Ladd, y la bruja buena(“No le des la espalda al amor, Sailor”). Joder, “What a WickedGame!!”. Todo era tan alucinante, tan retorcido, tan sangriento, tan sensual, tan delirante… Tan salvaje.

 

Salí de los cines Iturrama como si hubiera sufrido una maravillosa visión. Era uno de esos días fríos de invierno en Pamplona, pero mi corazón ardía como las llamas de los créditos iniciales de la película. Por primera vez en mi vida, algo me había hecho sentir un deseo irrefrenable. Yo quería crear historias como ésa, yo quería inventar mundos como el que acababa de descubrir.

 

Por esa época, tenía una asignatura, Epistemología, en la cual teníamos que escribir un ensayo o el guión de un corto. Yo escribí el guión de un largo. Era la adaptación de un relato de Stephen King, “Alumno aventajado” (curiosamente, años después Bryan “Sospechosos habituales” Singer rodaría una versión de ese relato).Nunca antes había disfrutado tanto haciendo algo. Todo bullía en mi cerebro. Los lugares, los personajes, los diálogos, las acciones. Todo lo veía claramente, como si mi cabeza fuera una pantalla de cine. No había duda. Aquello me iba. Aquello me gustaba. Aquello se me daba bien.

 

Los astros se conjuntaron. David Lynch y Stephen King. Gracias a ellos vi la luz. Ya no había duda. El cine era mi camino. Escribir guiones sería mi oficio. Haría lo que hubiera que hacer. Tardaría lo que hubiera que tardar. Mi decisión era firme. Mi confianza, absoluta. Mi corazón, salvaje.

 

 

 

PD. He tardado 20 años en volver a ver “Corazón salvaje”. Tenía miedo de que las cosas que entonces me parecieron fascinantes ahora me resultaran ridículas. No ha sido así. Me sigue gustando. Ya sé que no es de esas películas que se citan en las listas de obras maestras. Da igual. Para mi, siempre será diferente, única, especial.

 

Por cierto, los cines Iturrama cerraron hace 14 años. Los cines cierran, pero la películas permanecen.

 

 

Patxi Amezcua

Guionista y director de “25 kilates”

 

About JLP jose

Check Also

Drama, terror, animación y thriller en el menú de esta semana. 8 estrenos para el primer fin de semana de septiembre de 2019 en España

Esta semana, en principio, solo hay 8 estrenos en España. Ya son 385 en lo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO