En mi estancia en el festival de cine de Gijón he descubierto un vino rosado rico y barato.

En León siempre se han hecho buenos vinos, recuerdo en mi infancia y adolescencia cuando en agosto visitabamos el pueblo de Ardón (atravesabamos media España viajando en un Seat 127 para ir desde L´Hospitalet de Llobregat hasta una aldea del interior de Lugo y por vínculos familiares, tanto para ir como para volver parábamos allí y solíamos pasar un día) que elaboraban caldos tintos con personaliad propia.

Desde hace unos años la uva tinta Prieto Picudo se está abriendo mercado, es autóctona de la zona de Valdevimbre, los Oteros y la ribera del río, Cea, en la provincia de León. Ocupa actualmente una extensión de unas 3.000 hectareas de viñedo.

Años atrás los rosados españoles, salvo algunas excepciones, no eran muy buenos, ahora cada vez son mejores. El rosado Valjunco es afrutado y ligero, ideal tanto para carnes como pescados y especialmente en verano. Es un caldo de la tierra de León, elaborado en viñedos propios de Pajares de los Oteros y Valdevimbre (situado a unos 6 km de Ardón, precisamente).

Una vez traslada la uva a la bodega se procede al despalillado y elaboración según el método tradicional de la zona y fermentado a temperatura controlada. Tiene el carbónico natural propio de la zona y 13,5 grados de alcohol.

Se debe servir a una temperatura de 7 grados. De color rosa frambuesa, es fino y de intensos aromas frutales.

Está rico y es barato, sobre 3,5 €.

                           José López Pérez