Home / Críticas / Visita rápida a León

Visita rápida a León

Hacía años que no visitaba la ciudad de León. En esta ocasión tras 800 kilómetros de carretera, nos acogió con un sol de auténtica justicia, 36 grados.

La primera impresión es que León es una pequeña ciudad pequeña, limpia, acogedora y con rincones mágicos.

La Catedral gótica es de visita obligada, eso sí, casi recomiendo no abusar de las audio guias, dado que siempre es mejor disfrutar del momento desde un punto de vista interiorizado, con la idea de que nos esforcemos después en logran la información que necesitemos. El primer edificio es del siglo XIII, cuando el románico había dejado de ser habitual. Era la época de Alfonso X, el Sabio. Recorrer este lugar singular es hacer jugar a nuestra mente para imaginarnos cómo era la vida en aquella época. Las vidrieras generan un estado de ánimo muy particular.

El Parador es otro de los rincones singulares, igual que la construcción, en pleno centro de la ciudad del genial Gaudí.

Me sorprendió que los sábados por la tarde, por lo menos en verano, todas las tiendas permanezcan cerradas. Solo el Corte Inglés o la cadena Mercadona permanecen abiertos.

Paseando la ciudad encontramos los cines Van Gogh, de los que ya os hablé ayer.

Cerca de la catedral pude disfrutar con un exquisito granizado de Mango (nunca había probado uno igual), que me calmó la sed ante un calor seco y agobiante.

Por la noche, obligada visita al barrio de bares y restaurantes, el barrio Húmedo. Me resultó algo decepcionante, dado que la oferta era muy uniforme, con productos idénticos o similares y precios altos. Pocos restaurantes de alto nivel y un servicio algo deficiente. Eso sí, los vinos a mejor precio que en grandes ciudades. Cada vez los monovarietales de Prieto Picudo, tanto tintos como rosados, son más ricos y están mejor elaborados. En esta ocasión pude catar el Vivaz, el Peregrino e incluso un Prada a tope, del Bierzo, más que potables, muy ricos y muy  bien servidos. Servido por copas y a muy buen precio, también disfruté de un albariño de los más originales, el Lagar de Cervera, con ese sabor tan diferente a. La cena en el restaurante Catedral muy recomendable, con platos tan ricos como los calamares, el chorizo típico de la zona al vino, las morcillas –sin arroz y muy distintas a las típicas de Burgos- servidas en plato de barro e incluso un jamón ibérico con caché o una cecina de vaca .

En definitiva, León es una ciudad que merece la pena visitar.

José López Pérez

Fotos: Bianca Baust y José López Pérez

About JLP jose

Check Also

“THE HANDMAID’S TALE: 3ª TEMPORADA ¡CUANDO UNO, NO SE RESPETA A SÍ MISMO…! Por Natxo Torres Zenarrutzabeitia

Bueno, vamos con la madre del cordero, es decir, la 3ª temporada de “THE HANDMAID’S …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO