Home / Audio / Música / Crítica de la película «El sastre de la mafia (The Outfit)»: Cuando el suspense alcanza brillantez

Crítica de la película «El sastre de la mafia (The Outfit)»: Cuando el suspense alcanza brillantez

Cada vez es más difícil que nos sorprendan (que me sorprendan) en las películas. «El sastre de la mafia» es un thriller que lo consigue, tiene giros antológicos y muy buenos diálogos.

Toda la acción se desarrolla en un único escenario, la casa del sastre protagonista, donde tiene su taller y su tienda, claro. En este aspecto se acerca al teatro, pero lo hace con acierto.

Es la ópera prima de Graham Moore. Demuestra talento y que es un cineasta a seguir. Firma el brillante guión junto a Johnathan McClain.

Grandioso trabajo de Mark Rylance (Ashford, Kent; 1960) como el inglés, es clave para que la trama funcione. Hace un tour de force, el espectador irá conociendo su personaje poco a poco. Las cosas no son lo que parecen. Hay que recordar que ganó el Oscar como mejor actor de reparto por «El puente de los espías» de Steven Spielberg. Hay que recordar que también es director de teatro. Comenzó su carrera en 1980 en el Citizens Theatre de Glasgow y luego en la Royal Shakespeare Company, de la que fue miembro hasta 1989. Fue director artístico del Shakespeare’s Globe entre 1995 y 2005. Ha trabajado en teatros británicos y de Estados Unidos, tanto del West End y Broadway como del circuito alternativo. En cine participó, lo hemos visto brillar, entre otras, en «Prospero’s Books», de Peter Greenaway, «Intimidad», de Patrice Chéreau, «El juicio de los 7 de Chicago», «Dunkerke» o la ya citada «El puente de los espías».

Todo el reparto de «El sastre de la mafia» hace un espléndido trabajo: Zoey Deutch, Dylan O’Brien, Johnny Flynn, Nikki Amuka-Bird, Simon Russell Beale, Alan Mehdizadeh, Johnathan McClain, Chiedu Agborh, Scoop Wasserstein, John Gumley-Mason y Michal Forejtek.

Gran banda sonora del francés Alexandre Desplat que te lleva en volandas al Chicago de 1956.

Los guionistas aciertan al situar la acción, precisamente, y valga la redundancia, en Chicago, en 1956, cuando Chicago. 1956. Leonard (Mark Rylance), es un sastre inglés que confeccionaba trajes en la mundialmente famosa Savile Row de Londres y después de una tragedia personal termina en Chicago, trabajando en una pequeña sastrería en una zona difícil de la ciudad donde hace ropa elegante para las únicas personas a su alrededor que pueden pagarla. Sus principales clientes son una familia de gángsters. Esta familia de mafiosos intentará aprovecharse de la naturaleza gentil y complaciente de Leonard, que junto a su asistenta Mable (Zoey Deutch) se verá implicado con la mafia de una manera cada vez más grave.

Estamos ante una película notable, inteligente, que lleva, de forma pertinente, al espectador fuera de su zona de confort. La utilización del suspense es brillante. Tiene una gran atmósfera (a la que también contribuye el score de Desplat)

Me gusta más, eso sí, el título original, en inglés, «The Outfit» que tiene dos niveles de lectura, uno que no vamos a desvelar y el otro el de la traducción literal de la palabra.

José López Pérez

@JLPnosolocine

 

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Parece que los Minions y Gru están arrasando en la taquilla española de cines. Top 10 de ayer (2-7-2022)

Mañana saldremos de dudas, pero parece que «Los Minions: El origen de Gru» recaudaron en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO