Home / Audio / Música / Crítica de Oti Rodríguez Marchante de ‘Atrapados en la oscuridad’: Terrible thriller, drama del montón

Crítica de Oti Rodríguez Marchante de ‘Atrapados en la oscuridad’: Terrible thriller, drama del montón

Nota inicial del editor: Hoy se estrena en España (en dos cines), «Atrapados en la oscuridad». Publicamos ahora la crítica de Oti Rodríguez Marchante. La ha escrito para el diario Abc y por eso la publicamos con su autorización expresa, como en casos similares. 

 

La primera película del neozelandés James Ashcroft tiene tela como para envolver la catedral de Burgos y tiene también dos partes bien diferenciadas, una buenísima y otra del montón. Parapetándose en el tópico, podría decirse que ‘Atrapados en la oscuridad’ va de más a menos, o sea, como casi todo, empezando por uno mismo. No ha pasado ni media hora de película, con una familia, matrimonio y dos hijos adolescentes, de viaje por el páramo neozelandés, y cualquier espíritu sensible tiene ya más desgarros emocionales que un becario de Médicos sin Fronteras, pues el guion, también de Ashcroft, se ha puesto completamente de uñas y ofrece un grado de villanía, angustia y violencia insoportables.

Es un oscurísimo ‘thriller’ que plantea una sola línea argumental, y lo que ocurre, que es tremendo, son variaciones realmente violentas sobre esa línea y las consecuencias que tiene en los personajes.

Todo ello, hasta que cambia con florituras psicológicas y se estanca y se relame con ellas, es una poderosísima y temible cámara que arranca de cuajo el horror, el miedo y la crueldad de los personajes, con cuatro actores sobresalientes, en especial la pareja villana, Daniel Gillies y el físicamente incomprensible Matthias Luafutu, un portento de lo amenazante.

No es fácil recomendar alegremente ‘Atrapados en la oscuridad’, pues es una invitación a ponerse malo, colérico y a considerar una minucia la bofetadilla de Will Smith…, pero también ofrece una visión ajustada de lo poderoso que puede ser el cine y del intercambio de fluidos buenos y malos que puede tener una película con su espectador. Dicho lo cual, y aunque suene paradójico, llega la parte más impostada y desacertada de la película para empeorarla pero también para que la audiencia se congracie con ella y le ponga algo de lógica, culpa y catarsis a la salvajada. Es decir, aquí lo que empeora también

Sobre Oti Rodríguez Marchante

Crítico de Cine

@OtiRMarchante

About Jose

Escritor, cineasta, activista cultural y organizador de festivales de cine

Check Also

Parece que los Minions y Gru están arrasando en la taquilla española de cines. Top 10 de ayer (2-7-2022)

Mañana saldremos de dudas, pero parece que «Los Minions: El origen de Gru» recaudaron en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AVISO LEGAL PRIVACIDAD COOKIES CONTRATACIÓN CONTACTO